Con la A… ¿Quién es el acreedor?

doypo Hipotecas

Definición de acreedor

Si has llegado hasta aquí, una cosa está clara, quieres saber qué es un acreedor. El acreedor y el deudor son las dos figuras principales que entran en juego cuando hay el préstamo de ‘algo’ y, por lo tanto, la obligación contractual de devolverlo. 

Mientras que el deudor es la figura, física o jurídica, sobre la que recae la deuda, el acreedor es la figura, también física o jurídica, que tiene pleno derecho a que se le satisfaga la deuda. Tal y como define la RAE (Real Academia Española), el acreedor tiene acción o derecho a pedir cumplimiento de alguna obligación. En este caso en concreto, tiene todo el derecho legal a solicitar que se le devuelva, por ejemplo, el dinero concedido a través de un préstamo hipotecario.

Resumiendo y para contártelo de forma rápida y fácil, el acreedor presta el dinero y el deudor tiene que devolverla.

Tipos de acreedores

Los encargados de dejar el dinero, es decir, los acreedores, pueden dividirse en dos tipologías principales. Por un lado está el acreedor personal. Podríamos decir que este tipo de acreedor se da cuando el responsable de prestarte el dinero es un familiar, amigo o conocido. En estos casos, aunque la confianza sea completa y la palabra sea lo que prevalece, es muy importante realizar, ante un préstamo con un acreedor personal, un contrato en el que se justifique el préstamo y se indique la modalidad y calendario en el que se va a devolver. Esta es la única forma legal que vas a tener para reclamar ante las autoridades competentes la devolución del dinero.

Después está el acreedor real. El más conocido es el banco, es decir, cuando el punto inicial de esa relación acreedor-deudor, es contractual. Es decir, el deudor elige esa opción puesto que sus condiciones generales y de devolución del préstamo son las que mejor se adaptan a su realidad económica.

¿Y qué es, entonces, un acreedor pignoraticio?

Seguramente buscando definiciones para tener claros los conceptos que envuelven el mundo hipotecario, te has encontrado con el acreedor pignoraticio. Pues bien, se trata del acreedor que exige a su deudor un bien como aval o garantía en caso de que la deuda no se llegue a devolver. Y, por lo tanto, tiene pleno derecho a disponer de ese bien hasta que el deudor salde la hipoteca y/o deuda y la obligación de devolverla a su propietario en óptimas condiciones una vez saldada por completo. 

¿Qué obligaciones tiene el acreedor pignoraticio?

El acreedor de tipo pignoraticio, como parte imprescindible de la operación, tiene obligaciones y derechos. 

Entre las obligaciones del acreedor encontramos la obligación de no utilizar el bien sin el expreso permiso de su propietario así como también la obligación de cuidar de ‘la cosa’. Tanto es así que, en caso de perderse o deteriorarse durante el tiempo que dure el préstamo, será el acreedor quien deberá responder a los desperfectos o a la sustitución del bien. 

¿Con qué derechos cuenta el acreedor?

Igual que tiene obligaciones, al acreedor pignoraticio también se le otorgan ciertos derechos cuando concede un préstamo y se queda con una propiedad o bien del deudor como aval de la operación. Así pues, el acreedor tiene pleno derecho en quedarse con el bien hasta la completa devolución del préstamo. También dispone del derecho a ejercer acciones sobre el bien en cuestión así como alquilar, vender o prestar el bien en caso de que el deudor no pague la deuda e, incluso, obtener rédito de la transacción. 

 ¡Cuidado con los prestamistas!

Si bien es cierto que el acreedor personal recae sobre alguien cercano y el acreedor real es, generalmente, una entidad bancaria, hay que tener en cuenta que hay acreedores un tanto más peligrosos que no son ni el banco, ni la familia, ni los amigos. Aunque son conceptos sinónimos, son los llamados, ‘prestamistas’ y su función principal es la de prestar dinero, normalmente a quienes les urge y no tienen la opción de un acreedor real ni uno de personal, y siempre con un interés aplicado altísimo.

En muchísimas ocasiones los clientes se quedan ‘pillados’ al no poder devolver la deuda en el tiempo y en las cantidades establecidas y es entonces cuando el interés sube y sube y la deuda escala por días y la montaña se hace más grande y la capacidad de devolución, nula.  

Y entonces… ¿Qué es un concurso de acreedores?

Una cosa lleva a la otra y un concepto al siguiente. Puede ser que al hablar de acreedores te preguntes a qué se refieren las páginas del periódico cuando dicen que una compañía se declara en concurso de acreedores.

Pues bien, puede ocurrirle tanto a una figura física como jurídica y responde al hecho de estar en situación de quiebra o suspensión de pagos y por lo tanto, es el momento de examinar el patrimonio para repartir los bienes entre los acreedores y poder saldar las deudas. También es posible la opción de llegar a un acuerdo entre acreedor y deudor para aplazar el pago de la deuda o bien reducirla.

Busco crédito para comprar mi casa

¿Estás buscando un acreedor real para la casa de tu vida? Si ya tienes el ojo puesto en ‘esa’ casa que tanto te gusta y lo único que te falta es encontrar la mejor oferta de hipoteca del mercado, estás en el lugar adecuado.

En doypo no tienes ni una, ni dos, ni tres opciones de hipoteca. En doypo las tendrás todas. Rellena el formulario, cuéntanos tu situación y en breve empezarás a recibir las mejores propuestas. 

¡Por cierto! En caso de necesitar el 100% del valor de la vivienda también podemos ayudarte aquí. Tan pronto recibamos tu solicitud nos pondremos a estudiar tu caso y te contactará un experto hipotecario para darte una solución para la compra de tu vivienda.